viernes, 17 de enero de 2014

Guerra sin nombre



GUERRA SIN NOMBRE, LA 

Autor: Capitán Ramsay, Archibald H. Maule

Esta es la historia que la gente pensó que jamás se escribiría en nuestra época, la verdadera historia de los sucesos que desencadenaron la Segunda guerra mundial, contada por alguien que disfrutó de la amistad y confianza de Mr. Neville Chamberlain durante los cruciales meses que transcurrieron entre el acuerdo de Múnich y septiembre de 1939.

Desde hace tiempo ha existido una prohibición tácita contra los libros que tratan de la que el capitán Ramsay denomina "La guerra sin nombre", el conflicto que se ha venido desarrollando tras bastidores a lo largo de los siglos y del cual muy pocos son conscientes. Los editores de "La guerra sin nombre" piensan que esta publicación, más que cualquier otro intento anterior, puede ayudar a romper esa conspiración del silencio. Este trabajo es el resultado de las experiencias personales de un personaje público que en el cumplimiento de su deber ha experimentado de primera mano la existencia de una conspiración que dura ya varios siglos en contra de Inglaterra, Europa y la Cristiandad entera.

"La guerra sin nombre" revela el insospechado enlace que une todas las revoluciones principales de Europa, desde la época de Carlos I de Inglaterra hasta el fracasado intento contra España en 1936. Muestra cómo todas ellas tuvieron una raíz común en su inspiración, diseño y abastecimiento. Las revoluciones y la Guerra mundial de 1939 se estudian como distintas fases de un mismo plan maestro.

Después de una breve revisión de las fuerzas que están detrás de la declaración de guerra y de los arrestos por todo el mundo contra aquellos que se oponen a ella, el autor describe la maquinaria de la Internacional revolucionaria, la maquinaria que aún hoy continúa con su plan de obtener un poder mundial supranacional, el viejo sueño mesiánico del judaísmo internacional.

El autor crees que sin el apoyo involuntario de judíos y gentiles la maquinaria terminará destruyéndose a sí misma y aporta sugerencias para lograr que esto suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario